Los complementos para adelgazar…¿adelgazan?


 

Desde que los falsos complementos alimenticios para adelgazar rápido comenzaron a colonizar el gigantesco mercado de los productos dietéticos, se generó una polémica que parece no tener un final a corto plazo: El conflicto entre los productos realmente efectivos en el adelgazamiento y los que no lo son. Es una gran confusión actual en una espesa industria que genera billones de beneficios.

Situación A: Sí son adelgantes.

Sería más correcto decir que pueden llegar a serlo. El efecto adelgazante manifiesto de los complementos para adelgazar solo ocurre en unas determinadas circunstancias y debido a ciertos factores que precisan intervenir. No son adelgazantes por sí mismos y mucho menos batiendo records de tiempo.

Factores que dan eficacia a los complementos para adelgazar:

1. Prescripción médica y seguimiento profesional.

2. Concienciación sin “autoengaños” del paciente.

3. Grado de asimilación del organismo del paciente.

Prescripción y seguimiento médicos de los suplementos alimenticios.

Todo lo recomendado y coordinado por los especialistas profesionales médicos que tratan el sobrepeso va a ayudarnos a conseguir adelgazar. Al contrario que las promesas de adelgazamiento record que suele hacer la promoción del falso complemento alimenticio, el proceso de adelgazamiento requiere una serie de pasos (tiempo) y una consolidación de cada uno de esos pasos usando un complemento alimenticio reconocido.

Cuando veas algún anuncio como aquel famoso de la mujer “cuerpo10” que “era odiada por los médicos” por consumir el producto que se promocionaba sin tener que acudir a la consulta…ECHA A CORRER y no mires atrás, te aseguramos que no es lo que necesitas si quieres adelgazar.

 

Cientos de formas, colores, composiciones y soportes diferentes destinados a un sólo fin: Adelgazar ¿Cuántos de ellos podemos decir que son suplementos alimenticios realmente efectivos?

 

Un complemento alimenticio para adelgazar nunca puede ser una solución total, sino un “auxiliar” que ayuda a cumplir los objetivos que el profesional nutricionista nos asigna. Es entonces y solo entonces cuando SÍ ES ADELGAZANTE. Nunca lo será cuando lo elegimos por nuestra cuenta y confiamos todo el proceso solo a él sin ser vigilada su administración por un profesional cualificado.

Profesionales Unidos.

Los profesionales de la salud expertos en nutrición manifiestan su preocupación por el caos que inducen los industriales de los complementos alimenticios obsesionados en llegar directos a los pacientes potenciales y “darles el bastón de mando” de su administración medicinal a través de la publicidad.

Solo bajo el seguimiento de un profesional cualificado, haremos que nuestros complementos alimenticios sean realmente efectivos.

 

Debido a esta imparable dinámica nacen los estudios que importantes instituciones de investigación médica presentan en grandes congresos como el Congreso Internacional sobre Obesidad de Estocolmo en 2010, el XX Congreso Internacional de Nutrición de la IUNS en Granada (2013), o el Congreso Europeo de Endocrinología (ECE) en Lisboa( 2016)

En todos estos congresos se ha corroborado la nula efectividad, de una amplísima selec-ción de complementos de adelgazamiento de venta en tiendas de dietética y estableci-mientos farmaceúticos.

Así pues, el complemento alimenticio para adelgazar debe tener estudios clínicos compro-bados que garanticen su eficacia y podamos incluso saber en qué centro ha tenido lugar dicho testeo. Todo eso tu médico nutricionista lo sabe y si se lo preguntas, te informará.

La concienciación del enfermo.

Antes de obsesionarnos con el complemento adelgazante, debemos tomar como base considerar el exceso de peso como una enfermedad, un desequilibrio metabólico debido a una descompensación energética que para ser tratada necesita elementos de personalización (no todo el mundo adelgaza de la misma manera).

La  concienciación del enfermo debe ir de la mano de esta circunstancia, su colaboración asumiendo sinceramente su papel como paciente de una enfermedad y su buena disposición para afrontar lo que el doctor le sugiera.

De ese modo y sin ningún tipo de prisas, crearemos una simbiosis entre nuestra forma natural de quemar calorías, los alimentos que comemos, su forma de administrarlos y el complemento alimenticio que nos ayuda a hacer una eliminación más completa.

Grado de asimilación del organismo a la hora de ingerir complementos adelgazantes.

El uso de las sustancias de índole farmacológica para transformar los complementos adelgazantes es uno de los temas que provocan más inquietud, ya que algunos fabricantes (que se hacen pasar por laboratorios y no lo son) adulteran intencionadamente el compuesto sin importarles qué tipo de pacientes no lo pueden asimilar.

Además, precisamente la terminología hostil a nuestra inocente gordura como por ejemplo “quemadores de calorías”, “reguladores metabólicos”, “disolventes de lípidos”, “imantadores de grasa”, etc., surge de un vastísimo mercado que en la inmensa mayoría de los casos no ha necesitado dar pruebas de efectividad para llegar a comercializarse.

 

 

Nota: El orlistat tetrahidrolipstatín, es el único fármaco aprobado en nuestro país en lo que al tratamiento de la obesidad se refiere.

Pero su asimilación no tiene una media convincente de eficacia en el  adelgazamiento.

 

Tu médico nutricionista es buen conocedor de las circunstancias actuales de los complementos adelgazantes y estudiará tus hábitos dietéticos (frecuencia de consumo, horas de alimentación, tiempo del que dispones, vicios, alergias…

Nadie mejor que él puede crear ese “mapa” que delata cual es el grado de asimilación que tu cuerpo tendrá del auxiliar adelgazante que uses. De ese modo te dará las claves para que lo compagines adecuadamente y en progresión…y así SÍ FUNCIONARÁ.

 Situación B: No son adelgazantes.

Los complementos alimenticios recomendados por los especialistas profesionales en nutrición, se ven desbordados por una multitud de productos sin aprobación médica cualificada que tampoco están testados con el rigor clínico necesario.

Tanto en su promoción gráfica publicitaria como en los guiones de las “voces en off” de sus anuncios, simulan perfectamente pertenecer a los que cualquier médico recomendaría. Pero el caso es que aún sabiéndolo y conociendo la existencia de algunos componentes peligro-sos, la gente los compra.

Veamos algunos factores que intervienen en su éxito:

La cualidad fantasma: complementos para “adelgazar rápido”.

Los complementos para adelgazar rápido NO EXISTEN Y LO SABEMOS. Sin embargo, su descarte nunca llega a producirse en el mercado ya que son millones de enfermos los que necesitan oir lo que los publicitarios saben decir muy bien. Los industriales de estos produc-tos se frotan las manos y las llenan de beneficios continuamente ante esta situación.

El estado psicológico que suelen tener las personas que quieren adelgazar es el de un nivel de desesperación variable según cada caso, pero desesperación a fin de cuentas. Y todos sabemos que la angustia y el gasto económico coinciden muy a menudo y se “complemen-tan” si hay prisas.

La efectividad a corto plazo es y será uno de los argumentos mejor esgrimidos en la venta del complemento para adelgazar rápido, se trata de un “fantasma” porque necesitamos creer en ello, no porque exista.

 La “llamada de la selva” y la seducción del peligro de los complementos alimenticios.

Como ya hemos referido, el estado psicológico que en mayor o menor medida tienen las todas las personas que quieren adelgazar es el mayor facilitador del fraude de los comple-mentos alimenticios para adelgazar.

Es curioso el caso de los que tienen componentes que suenan sugerentemente exóticos:

café verde, mango africano, bayas de Garnicia de la selva amazónica… Con que a conti-nuación en su prospecto solo leamos “clínicamente probado”, no necesitaremos ya ni saber dónde fueron las pruebas para “autopermitirnos” tragar la primera píldora.

Ninguno de estos componentes de abundantes complementos alimenticios actuales, hace NADA para ayudarnos a adelgazar, (ni por venir de la despensa de Tarzán, ni por el alto precio que tienen, ni por la forma de elaboración de sus componentes) más que la fé que nosotros tengamos ganas de “embutirle”.

Nota: El “efecto placebo” en los complementos para adelgazar: A veces es más efec-tivo sentir que adelgazamos que el hecho de que lo estemos haciendo. Tomarnos algo que nos dicen que adelgaza nos predispone a ello. Esa es otra constante que hace más ricos a los industriales de los falsos complementos para adelgazar rápido. Pero el mérito es de nuestro hipotálamo, no de ellos.

 

Cuando simpatizamos el riesgo al tomar complementos alimenticios.

Sin embargo, nos ponemos ya serios cuando nos hacen saber que demasiados de estos complementos alimenticios sufren una composición alterada entre el producto natural que pregonan y ciertos ingredientes que sí tienen ya presencia en la industria farmaceútica, aunque no del adelgazamiento.

En la parte final del “proceso”, el lector de dicha retahíla de componentes que gusta auto-medicarse, aprueba como digestible el complemento para adelgazar por resultarle ya conocidos los nombres de tales sustancias

En otros casos extremos, hay consumidores de complementos para adelgazar que ignoran-do el peligro a serias incompatibilidades o graves efectos secundarios, deducen que por lle-var sustancias de riesgo, el producto va a ser más eficaz y llegan a consumirlo.

Conclusiones.

Mirando fríamente la realidad, se evidencia que el complemento alimenticio para adelgazar rápido (el milagro adelgazante) no existe, pero resulta incomprensible ver como caemos una y otra vez en dejarnos hipnotizar por lo que la publicidad de los falsos complementos adel-gazantes nos reitera seductora.

Debemos tener en cuenta de una vez por todas, que dichos complementos adelgazantes son eficaces cuando, asesorados por un profesional, nos mentalizamos de un necesario cambio en nuestra rutina: descartar las prisas por adelgazar, comer lo que se nos indica desde la consulta y hacer nuestro ejercicio físico con pensamiento positivo no de sacrificio. Entonces será cuando dicho complemento alimenticio se dejará notar.